La red social Facebook quiere competir con SnapChat, uno de los grandes rivales en el sector de mensajería que no para de crecer, y para ello ha dotado